La cifra de la muerte

El Consejo de la Magistratura de la Nación presentó el informe anual sobre homicidios dolosos en el ámbito de la Capital Federal. Los datos revelaron que el femicidio sigue encabezando las muertes violentas de mujeres.
inform

El Consejo de la Magistratura de la Nación presentó el informe sobre homicidios en la Ciudad de Buenos Aires durante 2017. Según el informe, en el último año se registró la tasa más baja de homicidios dolosos desde el 2010, cuando comenzó a realizarse este estudio con un 4,98 cada cien mil habitantes lo que representan 144 víctimas.

El documento fue laborado por el Instituto de Investigaciones del Consejo, a cargo de Rodrigo Codino y que depende de la Unidad de Derechos Humanos del Consejo, encabezada por Alicia Tate, para que “con elementos ciertos y objetivos se pueden realizar diagnósticos, proponer reformas y generar políticas públicas adecuadas".

"El Poder Judicial de la Nación tiene una enorme deuda que es un sistema estadístico general y que sea de proyección para todos los fueros. Es una deuda en la que todos hemos trabajado para saldar y estamos en ese camino. Este informe tiene mucho que ver, es un reflejo de datos, de estadísticas y de proyección para diagnósticos y políticas públicas”, explicó el presidente del Cuerpo, Miguel Piedecasas.

La presentación se realizó en la sala del Plenario  del Consejo de la Magistratura y contó con la presencia de los consejeros Luis María Cabral, Adriana Olga Donato y Pablo Tonelli, como también del secretario general del Cuerpo, Mariano Pérez Roller; la directora de la Unidad de Derechos Humanos, Alicia Tate; el titular del Instituto de Investigación, Rodrigo Codino, y el integrante de la Cámara Federal de Casación Penal, Mariano Borinsky.

En 2017, las estadísticas sobre el homicidio doloso consumado arrojan la tasa más baja en la Ciudad de Buenos Aires desde que se comenzó a medir en el 2010. La tasa fue de 4.98 por cada cien mil habitantes en la capital argentina, lo que significa que se registraron 144 víctimas, es decir, un descenso de un 2.05 por ciento respecto a 2016 en el que resultaron víctimas 147 personas.

El femicidio sigue siendo un núcleo problemático en las muertes violentas ya que de un total de 29 víctimas mujeres, 15 lo fueron por femicidio.

No obstante, el informe señaló que esta disminución no parece significativa de un año a otro, ya que los homicidios dolosos consumados registran un descenso que alcanza más de un 27 por ciento desde entonces.

Según los datos recolectados, en 2014 -la tasa más alta registrada en la Ciudad- fue de 6.85 por cada 100.000 habitantes (198 víctimas); mientras que en 2015, las víctimas fueron 175 con una tasa de 6.05 por cada 100.000 habitantes y, en el año 2016, las víctimas fueron 147 con una tasa de 5.08 por cada 100.000 habitantes.

Los móviles de los homicidios se mantienen inalterables predominando la discusión o venganza, lo que represento un 32% de las víctimas. Durante el año en estudio se registra un descenso en el tipo de arma utilizada en los homicidios, aunque sigue predominando el arma de fuego frente a las demás, alcanzando un 40 por ciento.

También se remarca un descenso en las víctimas en los barrios de emergencia en el orden de un 28%. En 2016 se registraron 67 víctimas, contra 47 en el último año.

El femicidio sigue siendo un núcleo problemático en las muertes violentas ya que de un total de 29 víctimas mujeres, 15 lo fueron por femicidio. Sobre este punto, el consejero Piedecasas señaló que desde hace “un par de años se relevan en forma separada” este delito.

“Ese capítulo diferenciado habla del compromiso con la perspectiva de género que transversalmente ha ocupado todas y cada una de las funciones del Consejo y el Instituto ha logrado segmentar para ofrecerlo en forma diferenciada”, destacó durante la presentación.

Otro fenómeno a considerar es el número de víctimas en situación de calle que fueron 14 en 2017 lo que representa un 9,72% de la totalidad de las víctimas. Asimismo, las víctimas que resultan de los hechos vinculados al comercio de drogas ilícitas, sean con motivo de la compraventa de las mismas o por las disputas territoriales respecto a su comercio. El 13,88% de los homicidios involucró droga, de las cuales el 6,94% murieron en barrios de emergencia.

Te puede interesar