El robo de identidad en las redes llega al Congreso

Con la presencia de funcionarios de Twitter y Facebook, el Senado de la Nación inició el debate sobre el problema de la usurpación de identidad en redes sociales con el objetivo de avanzar con el proyecto de ley para frenar y castigar este tipo de hechos.
redes

El Senado de la Nación recibió ayer a representantes de Facebook y Twitter para avanzar con el debate sobre la usurpación de identidad en redes sociales con el objetivo de lograr una ley para frenar y castigar este tipo de hechos.

Juan de Dios Batiz García, director de políticas públicas para Latinoamérica de Facebook y Hugo Rodríguez Nicolat, responsable de política pública de Twitter Latinoamérica asistieron al plenario de las comisiones de Justicia y Asuntos Penales y de Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión de la Cámara Alta para exponer sus puntos de vista.

El objetivo de los legisladores es reunir a diferentes especialistas en el tema para llegar a un acuerdo sobre un proyecto de ley que prevenga, frene y penalice este tipo de conductas en las redes.Para Batiz García la prioridad de Facebook es “proteger la información de las personas, por lo que sus políticas de identidad real “exige que la gente que usa la plataforma se identifique con el nombre con el que son conocidos en sus comunidades”.

El director de la red social señaló que “Facebook prohíbe representar una identidad engañosa mediante acciones como usar un nombre diferente; está prohibido suplantar a otras personas” y sostuvo que cuentan con políticas referidas a las figuras públicas, prohibiendo “la existencia de perfiles impostores”.

Por último, el representante de Facebook destacó que “las cuentas falsas están prohibidas” que la empresa “invierte en la prevención, identificación y eliminación de cuentas falsas”. Para optimizar este tipo de cuidados, resaltó que en los últimos años la compañía duplicó el número de personal dedicado a estas tareas.

“En el primer trimestre de 2018 identificamos y eliminamos más del 98 por ciento de las cuentas falsas, incluso antes de que éstas fueran reportadas por la comunidad”, relató y finalmente aseguró que “Facebook es respetuoso de las leyes locales y coopera con las autoridades”.

A su turno, Rodríguez Nicolat  expresó que el objetivo de Twitter es “dar herramientas claras y entendibles para reportar” cuando se advierte cualquier irregularidad, y a su vez, ser “diligentes” para actuar “cuando recibimos un reporte”.

Al ser indagado por el titular de la Comisión de Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión, Alfredo Luenzo, sobre la posibilidad que la red cuente con un responsable que verifique los contenidos que se publica, Nicolat hizo énfasis en la libertad de expresión y resaltó que "estas plataformas no publicamos la información, damos el espacio. Coincidimos en el hecho de que hay cosas que no son deseables".

Y agregó: el objetivo es que todos conozcan las reglas y tengan conciencia de las repercusiones de sus acciones para no reincidir. Los usuarios son responsables de lo que producen y las plataformas de tener mecanismos para que se ejecuten las reglas”.

Sobre ese tema, el representante de Twitter añadió que “la gran mayoría de los reportes de violaciones a las reglas provienen de un uno por ciento de la plataforma, que ojalá se reduzca a una cantidad ínfima”.

El objetivo de los legisladores es reunir a diferentes especialistas en el tema para llegar a un acuerdo sobre un proyecto de ley que prevenga, frene y penalice este tipo de conductas en las redes.