AMPARO JUDICIAL EN CONTRA DEL ACOSO TELEFÓNICO

¿Cobradores telefónicos o postales le reclaman el pago de deudas que usted no puede cumplir? ¿Lo están acosando por deudas que ya pagó o que no son suyas? ¿Pidió a los cobradores telefónicos que NO LO LLAMEN MÁS, pero ellos vuelven a llamar igual?
hqdefault

¿Cobradores telefónicos o postales le reclaman el pago de deudas que usted no puede cumplir?
¿Lo están acosando por deudas que ya pagó o que no son suyas?
¿Pidió a los cobradores telefónicos que NO LO LLAMEN MÁS, pero ellos vuelven a llamar igual?
Si es así, Ud. podrá encontrar en este sitio una solución a su problema. 
¿Sabía que las mayorías de las deudas prescriben por el transcurso del tiempo, y que por eso Ud. no puede ser obligado a pagarlas? 
Es cierto, y algo tan simple como chequear la fecha en que se dejó de pagar una deuda, le puede ahorrar una enorme cantidad de tiempo y dinero. 
Además usted también puede detener el hostigamiento de los agentes cobradores y eventualmente, obtener una indemnización por los daños ocasionados.  
No es inusual que las agencias de cobranzas adopten tácticas abusivas, injustas, invasivas de su privacidad y carentes de ética para lograr que usted pague.

Las acciones intimidantes más usuales consisten en:

  • Contactar a un tercero: Los cobradores suelen ponerse en contacto con sus vecinos, compañeros de trabajo, empleadores, hijos menores, familiares etc., poniéndolos en conocimiento de que Ud., tiene una deuda que cancelar.  
  • Se envían reclamos postales a su domicilio particular o laboral: Son reclamos de deudas remitidos por el cobrador con la apariencia de una notificación judicial, o con un sobre que permite inferir el contenido, o directamente  sin sobre.
  • Contactos en horarios irrazonables: Se comunican telefónicamente en su domicilio en horarios nocturnos, con llamadores automáticos o simplemente haciendo sonar el teléfono repetidamente en su domicilio.
  • Utilización por parte del cobrador de lenguaje obsceno.
  • Contactos telefónicos en lugares inconvenientes: Como lo son las comunicaciones en su lugar de trabajo.    
  • Información falsa: Ante su falta de pago, se lo intimida informándole que se le pedirá la quiebra, o que se le embargará su sueldo mediante un juicio que ellos en realidad no pueden o no tienen intención de iniciar. También puede suceder que afirmen que ya han iniciado un juicio, cuando no es cierto.
  • Deudas abusivas: Se le informa la existencia de una deuda cuya liquidación no se ajusta a lo que permite el contrato o la ley, agregándole sumas desproporcionadas en concepto de intereses o tasas.
  • Abogados falsos: El cobrador se presenta como un abogado cuando en realidad no lo es.  

¿Que puede hacer?

Ante todo infórmese. Un consumidor informado sobre cuales son sus derechos, es su mejor garantía para recibir un trato digno.

- Tomar una decisión informada.

Si Ud. fue contactado para el pago de una deuda y está seguro de que la deuda es suya, entonces Ud. debe decidir si pagarla o no. 
Aunque existen consideraciones personales, morales y legales para evaluar si pagará o no, una cosa que Ud. debería siempre tener en cuenta es verificar si la deuda que se le reclama está prescripta. 
Hacerlo, lo habilita a tomar una decisión informada.

¿Cuando una deuda esta prescripta?

Por ejemplo, Ud. debe saber que las deudas por tarjetas de crédito, prescriben a los tres años contados desde que Ud. dejó de pagar; mientras que las deudas por saldos deudores en cuentas corrientes bancarias lo hacen a los cinco y las deudas originadas en préstamos personales a los diez años. 
Sin embargo, existen acciones para prorrogar la vigencia de estos plazos de prescripción, como por ejemplo el inicio de una demanda judicial antes del vencimiento del plazo correspondiente. Si esto sucedió, usted debería haber recibido en su domicilio una notificación judicial con la firma de un Juez. 
En caso de dudas, le sugerimos que realice una consulta a un abogado.

- Detenga el hostigamiento.

Independientemente de que Ud. pueda pagar o no la deuda reclamada puede exigir que cese el acoso de los cobradores.
También podrá, en algunos casos, reclamar una reparación económica por los abusos sufridos.
En primer lugar porque el art. 42 de la Constitución Nacional establece que los consumidores tienen derecho a la información veraz y también a exigir condiciones de trato digno. 
Es decir que aunque Ud. no haya podido pagar su deuda, conserva su derecho constitucional a recibir un trato digno.  
Si los agentes de cobranzas le mienten, lo intimidan y lo exponen a sufrir situaciones vergonzantes, se afecta de este modo su derecho a una información veraz, así como principios elementales de dignidad humana. 
También la ley de Defensa al Consumidor Nº 24.240 lo protege contra estas prácticas abusivas. Esta ley exige que se garantice a los consumidores un trato digno y equitativo. 
El art. 8º bis de la Ley de Defensa al Consumidor expresamente dice que los proveedores de servicios –o quienes actúen en su representación-: “Deberán abstenerse de desplegar conductas que coloquen a los consumidores en situaciones vergonzantes, vejatorias o intimidatorias”, disponiendo también que: “En los reclamos extrajudiciales de deudas, deberán abstenerse de utilizar cualquier medio que le otorgue la apariencia de reclamo judicial”.
Finalmente este mismo artículo establece en su párrafo final que las conductas abusivas podrán ser sancionadas por los jueces con multas civiles a favor del consumidor –denominadas daños punitivos en el art. 52 bis de la Ley de Defensa al Consumidor- que se graduarán por el juez en caso de corresponder, en función de la gravedad del hecho y demás circunstancias del caso, con un mínimo de PESOS CIEN ($ 100) y un máximo de PESOS CINCO MILLONES ($ 5.000.000). 
En base a estos derechos, Ud. puede mediante el envío de una carta documento intimar al cese de tales conductas, con el objeto de que el cobrador cese en su accionar ilegítimo y preparar el camino para luego obtener en su caso, el resarcimiento económico correspondiente.  
Podemos asesorarlo en este sentido de manera eficaz.

¿Como lo podemos ayudar?

¿Ud. está experimentando una pérdida de ingresos, falta de trabajo, una incapacidad laboral o una separación o divorcio reciente? Probablemente haya perdido a una persona querida, su única fuente de ingresos. Puede pasar que un miembro de la familia se haya enfermado y los gastos médicos sean insostenibles. Cualquiera sea la razón para su situación financiera actual, ¡pagar sus cuentas, a veces, es sencillamente imposible!
Cuando la vida nos golpea, es justo entonces cuando las llamadas de los cobradores entran en escena. Al recibir llamadas de cobradores inescrupulosos y poco profesionales que pretenden sacar ventaja de su estado psicológico, la única manera de protegerse y preservar su estabilidad emocional, es la comprensión de su derecho a recibir un trato digno y a impedir todo tipo de abusos.   

Algunos concejos para tratar con los cobradores

  • No se deje intimidar, usted TIENE DERECHOS.
  • Consiga todo por escrito (en caso de arribar a un acuerdo con su acreedor, que conste que es lo que está cancelando por capital,  intereses o  honorarios) ANTES de pagar.
  • Guarde registro de TODO.
  • Usted es el que decide sobre el monto de los pagos y los intervalos. NO el cobrador.
  • No deje que las amenazas y el trato abusivo de los cobradores quede sin ser denunciado.
  • No permita que los cobradores lo obliguen a aceptar un acuerdo de pagos que usted sencillamente no podrá cumplir.
  • Cuando reciba una llamada sorpresiva, pida que lo vuelvan a llamar en una hora, entonces podrá “ordenar su cabeza”, para obtener el acuerdo más conveniente.   

¿Qué hacer?

En primer lugar le hacemos saber que es muy importante guardar copia de todo cuando Ud. se comunica con cobradores. Esto significa guardar todas las cartas, mails y faxes recibidos, ¡Hasta los sobres son importantes!
Si los cobradores violan la ley, entonces usted tendrá la documentación necesaria para probarlo. 

También es importante que lleve un registro de cada una de las comunicaciones telefónicas en las que el cobrador se contactó con usted u otro tercero; anotando fecha, hora y duración de cada una de las llamadas.
Si cuenta con los medios necesarios, también puede grabar las llamadas que recibe, pero tenga presente que debe avisar al cobrador que la conversación está siendo grabada. También le recomendamos conservar los llamados registrados en contestadores telefónicos o mensajes de texto (SMS) en su celular. 
NO SE DEJE NUNCA INTIMIDAR Y SIEMPRE HAGA LA CONSULTA A SU ABOGADO DE CONFIANZA, EL LE SABRA INFORMAR TODOS LOS PASOS A SEGUIR, PERO NUNCA PAGUE SIN ANTES VERIFICAR SI QUIEN LE ESTA COBRANDO SE ENCUENTRA AUTORIZADO A TAL EFECTO Y SI LA DEUDA ES COBRABLE. 

Fuente: amparojudicial.com.ar