Denuncia el robo de 20 mil dólares de una caja de seguridad en Banco Santander Río

Un hombre realizó una presentación penal contra una sucursal bancaria, ya que asegura que cuando volvió no encontró el dinero. Investiga un fiscal que asegura que se trata de un caso sin antecedentes en Córdoba. No hay registros fílmicos, puesto que ya pasaron varios meses
santander-rio-monserrat-11

Mario Ernesto Ambros denunció el faltante de una importante suma en dolares en su caja de seguridad en la sucursal 242 del Banco Santander Río, de Fragueiro 1871, en Alta Córdoba, en la Ciudad de Córdoba .

El presunto faltante sería  de 20 mil dólares de la caja de seguridad que tiene contratada desde febrero de 2013.

Según dejó asentado ante la Justicia provincial, el 4 de abril de 2016 había ingresado a su caja para depositar la ganancia de la mejor época del año para su negocio, ya que tiene una empresa de instalación de aires acondicionados.

En la caja, agregó, también había otro dinero previamente ahorrado y lo que había ganado años atrás en un premio de la Lotería de Córdoba.

“Cuando volvió a su caja, nueve meses después, al contar el dinero notó un faltante de 20 mil dólares, además de encontrar un billete de 100 dólares suelto y arrugado, algo que le extrañó, ya que es muy cuidadoso con el dinero”, relató Federico Corradini, el abogado que lleva adelante la denuncia.

Tanto para la investigación como para el denunciante, que se haya sustraído sólo una parte del dinero que había en la caja es algo extraño.

Incluso explican que el contrato entre Ambros y la sucursal bancaria estipula un seguro por 50 mil dólares, por lo que podría haber reclamado esa cifra, algo que tampoco hizo.

“En el banco nos dijeron que es la primera vez que los denuncian por falta de dinero en una caja de seguridad. El tema es que en muchas de estas hay plata difícil de justificar. Esa es la diferencia con mi cliente: él lo puede demostrar porque son ahorros del trabajo y plata del segundo lugar del Gordo de Navidad que ganó”, explicó Corradini, a lo que su socio agregó que el premio lo obtuvo en 2013, por una suma de aproximadamente 200 mil dólares.

Desde la Fiscalía que instruye la causa, a cargo de Pedro Caballero, se mencionó que es la primera denuncia por hurto en una caja de seguridad en toda la provincia de Córdoba.

Sin embargo, los antecedentes en el resto del país son muchos, tanto de hurtos silenciosos como de robos con boqueteros.

“La Fiscalía está investigando; es difícil dar con la autoría del hurto y acreditar con certezas algunas cosas que se dicen. Sobre todo por el lapso que pasó entre que se descubrió el faltante y la última vez que se había ingresado a la caja. Igualmente, vamos a seguir haciendo todas las medidas que sean conducentes para aclarar el caso”, añadió Caballero.

El funcionario judicial mencionó que desde la entidad bancaria se colaboró con cada requerimiento; además, se le tomó declaración al gerente Walter Cid.

Sin videos

La importancia del período temporal al que hace referencia el fiscal radica principalmente en la posibilidad de conseguir una prueba fílmica que involucre a alguna persona.

Es que pasaron nueve meses entre que el hombre ingresó en la caja por última vez y el momento en que constató el presunto faltante.

Si bien el sector de cajas de seguridad del banco cuenta con cámaras que registran lo que sucede, la normativa del Banco Central exige que se mantengan en archivo las grabaciones de los últimos 10 días, por lo que no hay registros que abarquen el lapso de nueve meses entre la denuncia y la última vez que Ambros ingresó a la caja, que puedan aclarar si alguien abrió su cofre.

La relación de Ambros con el Banco Santander tiene nueve años. En 2008 abrió su primera cuenta y en 2009 añadió otra, además de recibir dos tarjetas de crédito y poseer un plazo fijo.

Incluso sigue manteniendo el dinero que quedó en su caja de seguridad en otra caja, ya que la suya fue removida para que se realizaran peritajes tanto de huellas como para saber si fue forzada.

Sin embargo, al desconfiar de que algún empleado de la entidad bancaria o alguien externo pueda tener duplicadas las llaves, ahora decidió poner todo en un estuche metálico con candado.

Consultado por La Voz, el gerente de la sucursal, Walter Cid, se limitó a contestar que él no puede dar declaraciones al respecto, aunque notificó al área institucional a cargo de dar este tipo de respuestas.

Sin embargo, más de 10 días después de la primera consulta, la entidad no le ha brindado ninguna respuesta a este medio.

Antecedentes. En el país. Un caso en Mendoza que sentó un precedente judicial. El caso que sentó un precedente fue el de Guido Kogan, quien en 1988 fue a juicio contra el Banco de Mendoza por el faltante de 8.000 dólares en su caja. La Justicia falló a favor del denunciante y obligó al banco a restituir el dinero y a abonar una suma extra en concepto de daño moral. Tanto este como otros juicios fueron ganados al demostrarse que el sistema que tenía el banco para asegurar los valores de sus clientes no era fiable, que se podían obtener copias de las llaves de cajas de seguridad e incluso que se podían copiar las muescas de las cerraduras con láser u otros mecanismos más rudimentarios.

Fuente: La Voz del Interior  http://www.lavoz.com.ar/sucesos/denuncia-el-robo-de-20-mil-dolares-de-una-caja-de-seguridad