Mercado Libre de culpas

La Justicia rechazó una demanda contra Mercado Libre de un hombre que denunció ser estafado por un vendedor de un auto que usó esa plataforma. El fallo sostiene que el daño fue generado por la propia "torpeza" del adquirente y que la plataforma "se comportó con relación a la oferta de venta del automotor que interesó al actor como un simple sitio web de alojamiento de datos (hosting)".
mercado-libre-publicidad

En un fallo que sentará jurisprudencia, la Sala D de la Cámara Comercial confirmó el rechazo de una demanda contra el sitio de compra venta online Mercado Libre por parte de un usuario que quiso comprar un auto publicado en la plataforma y resultó estafado.

En la demanda, que dio origen al expediente "Kosten, Esteban c/ Mercado Libre SRL s/ Ordinario" el actor relató que pagó el rodado mediante giros internacionales con intervención de una empresa local (una modalidad que "le habría indicado la demandada), y también una suma para cubrir “gastos de entrega y documentación” de acuerdo "al pedido que al efecto le hizo Mercado Libre S.R.L.", pero que pese a todo ello nunca recibió el automóvil.

En su defensa, Mercado Libre que sostuvo que se divide en dos secciones. La primera, "destinada a la compraventa de bienes no registrables", donde los datos del vendedor son dados a conocer al adquirente "sólo después de que este decide concretar la operación" mediante “click” en el botón “comprar”. Esta sección es la denominada de “marketplace”. Este es el único caso – agregó- en el que se utiliza también la plataforma "Mercado Pago".

 

Mercado Libre explicó que en la sección "clasificados" permite a los interesados contactarse directamente, "sin necesidad de tener que manifestar previamente una voluntad de compra ni registrarse en el sistema". Este fue el caso del actor, que se vinculó con el vendedor que lo estafó de manera independiente y por fuera de la plataforma comercial.
 

En la segunda, vinculada a la adquisición de bienes registrables, la plataforma detalla que allí "los datos personales del vendedor están publicados en la misma oferta, funcionando en tal caso la plataforma como una simple sección de avisos", y que es denominada“sección de clasificados”.

Mercado Libre sostiene que en este caso se permite a los interesados contactarse directamente, "sin necesidad de tener que manifestar previamente una voluntad de compra ni registrarse en el sistema". Este fue el caso del actor, que se vinculó con el vendedor que lo estafó de manera independiente y por fuera de la plataforma comercial.

 Tras un análisis del régimen jurídico "atinente a los operadores de mercados de compraventas o subastas de bienes on line, la Cámara concluyó que Mercado Libre "se comportó con relación a la oferta de venta del automotor que interesó al actor como un simple sitio web de alojamiento de datos (hosting)".
 

En lo que hizo al objeto de la demanda, la empresa señaló planteo una excepción de falta de legitimación pasiva asegurando que no debía responder por el vendedor que estafó al demandante. Además, puntualizó que la estafa se debió más a la propia negligencia del actor que a una falta de control del sitio web, "quien no hizo caso de la sospecha que naturalmente generaba la defectuosa redacción que tenían los mails que recibía del supuesto vendedor y del llamativo bajo precio del automotor ofertado (menor de la mitad de su valor en plaza)".

 Régimen jurídico de los sitios de venta online

El fallo de primera instancia le dio la razón a Mercado Libre e hizo lugar a la expeción. La Alzada, con votos de los camaristas Pablo eredia, Juan Garibotto y Gerardo Vassallo hizo lo propio y, tras un análisis del régimen jurídico "atinente a los operadores de mercados de compraventas o subastas de bienes on line, concluyó que Mercado Libre "se comportó con relación a la oferta de venta del automotor que interesó al actor como un simple sitio web de alojamiento de datos (hosting)".

El Tribunal de Apelaciones aseguró que la empresa no desempeñó en el caso "un papel activo que le permitió adquirir conocimiento o control de los datos almacenados y publicitados", y destacó que el funcionamiento de Mercado Libre cumple con todos los estándares que le exige la legislación de defensa del consumidor.

 

No se acreditó en la causa "que el actor hubiera tenido acceso al aviso clasificado publicado en el sitio web de la demandada a través de motores de búsqueda en Internet, esto es, merced a un servicio “key words” o enlace privilegiado revelador de una actividad de la demandada enderezada a optimizar la presentación de la oferta".
 

El fallo de Cámara pone de resalto que del peritaje informático realizado en el expediente surgía que para ingresar a Mercado Libre no es necesario registrarse previamente, "ni ingresar con usuario o clave, para navegar en la sección avisos clasificados de automotores y que la información relacionada con nombre y teléfono del vendedor es de libre acceso". Aspecto que se observaba en el caso del aviso del auto en venta.

El Tribunal de Apelaciones aseguró que la empresa no desempeñó en el caso "un papel activo que le permitió adquirir conocimiento o control de los datos almacenados y publicitados", y destacó que el funcionamiento de Mercado Libre cumple con todos los estándares que le exige la legislación de defensa del consumidor.

 No hay responsabilidad por aviso que no está patrocinado

En ese aspecto, el fallo subraya que el sitio tiene fácil acceso a los términos y condiciones de la plataforma, que cumple "los estándares de información cierta, clara y detallada del servicio que se provee".

Pero lo principal, para los jueces, fue que no se acreditó en la causa "que el actor hubiera tenido acceso al aviso clasificado publicado en el sitio web de la demandada a través de motores de búsqueda en Internet, esto es, merced a un servicio “key words” o enlace privilegiado revelador de una actividad de la demandada enderezada a optimizar la presentación de la oferta".

Finalmente, y a la hora de concluir en que el daño se generó por la "propia torpeza" del accionante, el fallo de la Cámara relata que Mercado Libre advierte a los usuarios del sitio web en los casos de anuncios clasificados la siguiente alerta: "Es bueno saberlo, para estar más atentos”, que "nunca recibirás un e-mail de Mercado de Pago por tu compra en Clasificados de Mercado Libre".

Pero sin embargo, el accionante hizo caso omiso de esto último pues mantuvo reiterados contactos por mail con una cuenta de correo de “Mercado de Pago” que no pertenecía a la demandada (...), en vez de denunciar la presencia de un 'spoof' -mail de un falso remitente- para lo cual la página web de Mercado Libre S.R.L. habilita una específica opción“.