Condenan a supermercado a indemnizar a una clienta perjudicada por tropezar con una rejilla

El monto de la condena, que también alcanzó a la Zurich Argentina Compañía de Seguros S.A., fue fijado en 20.500 pesos más intereses, y la empresa demandada deberá además afrontar las costas del juicio.
0019232601
La cadena de supermercados Carrefour fue condenada a indemnizar a una clienta por los daños y perjuicios que sufrió al tropezar con una rejilla defectuosa en una sucursal del barrio porteño de Mataderos. La sentencia contra Carrefour Inc. SA fue dictada por la Sala H de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, que ratificó lo resuelto en la primera instancia.
El monto de la condena, que también alcanzó a la Zurich Argentina Compañía de Seguros S.A., fue fijado en 20.500 pesos más intereses, y la empresa demandada deberá además afrontar las costas del juicio.
El hecho que originó el reclamo ocurrió el 6 de noviembre de 2009, cuando Alicia Beatríz Suárez tropezó con una rejilla en mal estado en la sucursal Mataderos avenida General Paz al 12.900- de la cadena francesa de supermercados. En el momento de salir del comercio, Suárez pisó la rejilla defectuosa y cayó. Uno de sus pies quedó atrapado en el hueco descubierto.
La causa por lesiones fue archivada en sede penal, pero en la órbita civil, tanto la jueza de primera instancia Cecilia Kandus, como la Sala H de la Cámara, concluyeron sobre la responsabilidad de la demandada. La Sala H de la Cámara consideró que el accidente se produjo por un "defecto inherente" a las instalaciones del supermercado, que tenía un "deber de seguridad" para con el público que concurría al centro comercial.
Los rubros reconocidos en concepto de resarcimiento fueron la incapacidad sobreviniente, el daño moral y los gastos de traslado, por 15.000, 5.000 y 500 pesos respectivamente. Para justificar la aplicación de la tasa activa de intereses del Banco de la Nación Argentina, los camaristas José Fajre, Claudio Kiper y Liliana Abreut evaluaron que, la fijación de una inferior "en las actuales circunstancias del mercado, puede favorecer al deudor incumplidor", quien "se encontrará tentado de especular con la duración de los procesos judiciales, en la esperanza de terminar pagando, a la postre, una reparación menguada".
Fuente: Télam