Fallo contra un hipermercado Libertad que sorteó un auto y no lo entregó

La Cámara Civil y Comercial revocó parcialmente un fallo de primera instancia y condenó a un hipermercado de la ciudad a entregar un auto cero kilómetro que sorteó entre sus clientes pero no adjudicó
0011227260

La Cámara Civil y Comercial revocó parcialmente un fallo de primera instancia y condenó a un hipermercado de la ciudad a entregar un auto cero kilómetro que sorteó entre sus clientes pero no adjudicó.

En efecto, cuando la ganadora fue a buscar el premio, le dijeron que se trataba de un "presorteo" que la habilitaba a participar en otra instancia. Para la Justicia, se apeló a publicidad "engañosa". Para la demandada, su clienta "no leyó las bases y condiciones". El fallo podrá ser apelado ante la Corte Suprema, pero si queda firme, la cadena comercial deberá entregar un Fiat Uno.

Vanesa Revoledo llegó al hipermercado Libertad el 15 de diciembre de 2003 para hacer las compras. Allí se encontró con promotoras que le informaron sobre el sorteo de un auto cero kilómetro, y que podría acceder al cupón si compraba ciertos productos por un monto de 15 pesos.

Como lo hacen muchos consumidores seducidos por la chance de ganar, compró mercadería por 26,37 pesos, completó el cupón y lo depositó en la urna.

Sorpresa y media. En horas de la tarde del mismo día, unos vecinos que presenciaron el sorteo le dieron a Vanesa la reconfortante noticia: su cupón había sido el ganador.

La clienta se presentó en el local de Oroño y Batlle y Ordóñez y le dijeron que se dirigiera al sector de atención al cliente. Allí le informaron que no había ganado el vehículo, sino la posibilidad de acceder a otro sorteo que se realizaría en Córdoba, donde si podría ganarlo.

Como los reclamos resultaron inútiles, la joven decidió denunciar el caso ante la Dirección General de Comercio Interior. Y el organismo sancionó al súper con una multa de 20 mil pesos por violar la ley de lealtad comercial.

Además, presentó una demanda por daños y perjuicios por incumplimiento contractual en el juzgado Civil y Comercial Nº5.

"Hay un grave perjuicio contra la cliente con publicidad engañosa. Se incurrió en incumplimiento del deber jurídico de informar correctamente", dijo Gabriel Gilabert, abogado de la damnificada.

Durante el juicio, el supermercado negó que para acceder al juego se debían comprar ciertos productos por un monto determinado. Reconoció la existencia del sorteo, pero remarcó que la promoción era clara respecto a que se debían consultar las bases y condiciones, algo que , según el súper, la clienta omitió hacer.

Publicidad engañosa. El juez hizo parcialmente lugar al reclamo y condenó al Libertad a resarcir a la demandante por daño moral con 5.000 pesos. Consideró "defectuosa, vaga e imprecisa la información que, de haber sido adecuada, no hubiese generado una razonable expectativa en la actora (Vanesa) de sentirse acreedora al premio". No obstante, resolvió que no se le debía entregar el auto.

La defensa de Vanesa apeló el fallo, que se revisó en la Sala III de la Cámara Civil y Comercial. Después de ponderar las posiciones, los jueces María del Carmen Alvarez, Avelino Rodil y Mario Chaumet, revocaron parcialmente la medida. Y además del resarcimiento por daño moral, condenaron al súper a entregar el auto a su clienta.

Una para el cliente . "La demandada realizó publicidad engañosa, haciéndole creer a los consumidores que comprando en el supermercado y depositando los cupones en las urnas, participaban en el sorteo de un cero kilómetro por día, cuando en realidad participan de un sorteo en el cual el premio sería otro sorteo", dice un tramo de la resolución.

El dictamen señala que "no hubo ningún error esencial por parte del consumidor. No resulta razonable tener que acudir a las bases y condiciones y pedir informes para enterarse que participaba de un presorteo. Bastaba agregar una palabra en los avisos publicitarios (presorteo). De acuerdo a la normativa vigente, la publicidad integra el contrato de consumo", refuerzan finalmente los camaristas.

Fuente: La Capital de Rosario